jueves, 20 de octubre de 2011

Poema (fragmento)

"El canto más bello siempre es dictado. En la trama de lo real se abre una herida que no resiste a la voz del dios, que es lo suficientemente libre para recibir esa voz." Massimo Cacciari




Por Armando Almánzar Botello



La Escritura es un derrumbe suspendido en cada lágrima,/ un rumor del abismo bordeando cada letra...

Simplemente soy un cyborg/ doble máquina que siente.../ Y en tu piel oscurecida por la fiebre estoy leyendo/ que tu sueño es el agua que adivino con mis labios/ y tus labios son el sueño de otras aguas intocables...

Soledad en esta Red/ soledad en los espejos./ Busco a Ella que me huye por satélites distantes,/ añorando mi palabra el enigma de su carne./ Pienso 'Amor' y curvo el texto./ Digo 'Ser'/ tachado en cruz por el olvido,/ y su cuerpo irrepetible como un río es el incendio.

¡Erótica la Técnica idéntica a la Tántrica!/ ¡Aráñame, desgárrame, alúmbrame la sangre/ ardiendo hacia la tierra prometida!/ Bebiéndome tu asombro en el centro de tu sombra,/ escapa de la página conmigo.../

Despierta por el toque de tus manos,/ camina por el mundo enamorada mi escritura.





Armando Almánzar Botello. Fragmento del poema Home Page de la Angustia, 2001.
Cazador de Agua y otros textos mutantes. Antología poética 1977-2002. Editora Nacional, 2003.
Santo Domingo, R.D.

2 comentarios :

irina maribel dijo...

Tu escritura es el universo manifestado en todas las almas. Eres simplemente un doble Armando que asombra. Tus sueños son nuestra salvación. Soledad bendita, abismo de donde nace la belleza más terrible. Letras espejos que se curvan hasta arder en el fuego tántrico del cual mana sangre iluminada tiñendo cada palabra. Tierra prometida tu poesía. Gracias, querido amigo ॐ

María Rodríguez Rancier dijo...

Bellísimo! Es pulsión, delirio, fuerza incontenible. La expresión de un deseo que rompe las barreras de la piel para encarnar en la palabra. Vistes y desnudas al lenguaje… eminente poeta; lo muestras, lo ocultas, lo erotizas… mientras edificas sueños que muerden y acarician con las afiladas aristas de su razón de ser... de su sentido. Estoy atrapada entre las líneas de este hermoso poema. Un beso, mi querido Armado… estoy orgullosa de ti.